Inicio

“No creo en un libro si no lleva dentro buena parte del corazón de su autor… He escrito muchas páginas al aire libre, en la mesa de un restaurante a orillas de un río, en la noche solitaria de mis travesías en barco, en mi azotea de Roma y en las terrazas de los hoteles y los cafés. Y, por eso, me gustaría que mis libros fueran para los lectores como el aire que removía las hojas mientras los iba escribiendo, desordenando mis ideas, mezclando los personajes, derramando los colores… Quizás el viaje es también una forma del desorden, que es el estado perfecto para crear. Y estoy convencido de que la vida es una lucha continua entre el orden y el desorden, un viaje de ida y vuelta, hasta que nos sorprende la muerte: esa hora final en que no podemos superar el caos con la creación.”
“A los jóvenes les enseñan hoy que lo importante es hacerse un nombre en el mundo, conquistar un puesto en la sociedad, entrar por la puerta grande en el teatro de la vida. Pero pienso que lo difícil no es entrar, sino salir a tiempo. Y a marcharse dignamente se aprende viajando… A fin de cuentas lo que vale es viajar, elegir un paisaje, perseguir un sueño, cargar la propia maleta y renunciar al resto. No se pierden las cosas al emprender el camino de ida. Uno suele olvidarse los guantes, el paraguas, una maleta o un libro, al volver.”

“Ser europeo es vivir en un pequeño continente que puede recorrerse a pie. Y el pie es, también, una medida de la poesía… Tengo razones para sospechar que los partidarios de la lectura rápida -en cierto modo, fast food- no tienen paladar literario. Leen para informarse, que es un propósito utilitario que no tiene nada que ver con el arte. Porque el gusto es siempre un rodeo; o sea, golondrinas, lirios y pavos reales… Para los que tienen prisa hay también pizza express”

“Cuando en el mundo reina Nerón, sólo caben dos gestos de fastidio: Séneca o Petronio. Me gusta más el segundo porque con el estoicismo puede hacerse una secta moralista o, incluso, un Estado; mientras que el esnobismo es una libertad sin fronteras.”

Libro de Requiems luz-de-visperas.jpg el-viejo-leon-2.JPG Siguiendo mi camino. Portada Rainer Maria Rilke.